Proclama SEDICA

 

MENSAJE A NUESTRAS COMUNIDADES Y AL PUEBLO DE LA DIÓCESIS DE QUILMES

 

 

Nosotros los participantes de la  13° SEDICA y la 1° Jornada de Teología Pastoral de la Diócesis de Quilmes, reunidos en Quilmes Oeste, bajo el amparo de María en la advocación de Aparecida, haciendo memoria de las Conferencias Episcopales, hemos reflexionado la reciente V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe realizado en la ciudad de Aparecida en Brasil.

 

A la luz de nuestra realidad y centrando la mirada en el Jesús del Pueblo, su vida, su práctica, en y para la vida digna del Pueblo, hemos hecho también memoria de nuestros mártires y del caminar de nuestra diócesis.

 

Concluimos esta semana con el deseo de compartir con nuestras comunidades y el pueblo de la Diócesis de Quilmes aquellas opciones y acciones que tenemos que continuar: Opción preferencial por los pobres, distintas experiencias de oración y misión: Anuncio del kerigma, retiros – convivencias, encuentros bíblicos, catequesis y catequesis familiar, infancia misionera, encuentros de jóvenes, legión de María-; la formación de los laicos – en los diversos centros de formación-, y las distintas experiencias de micro-emprendimientos.

 

Hemos visto que:

          Tenemos que dejar de ser una realidad cerrada, egoísta, individualista, no comunitaria e intolerante.

          Tenemos que dejar de cerrar el camino a los jóvenes.

          Debemos dejar de hacer asistencialismo e impedir el crecimiento de los demás al tiempo de dejar de ser una comunidad proveedora sólo de sacramentos.

          Queremos emprender caminos que nos permitan encarnar como comunidad un testimonio coherente de vida de tal manera que irradie las ganas de ser cristiano (“que sean uno para que el mundo crea”), dándonos la oportunidad de conocernos y valorarnos mutuamente con nuestros pastores para disfrutar de la unidad en la diversidad.

 

Queremos:

          Afrontar el desafío de no abandonar al catecúmeno con el último sacramento recibido (1° Comunión, Confirmación, Novios) y hacer un seguimiento como el de las madres que gestan la vida llegando también a los abuelos olvidados.

          Crecer como laicado adulto y responsable que se manifiesta sin depender a cada paso de la opinión o el “paternalismo” de la jerarquía.

 

Todo esto para ser fieles a este Jesús del Pueblo que nos llamó para ser sus Discípulos/as Misioneros/as para que nuestro Pueblo tenga vida digna.

 

 

 

Ateneo de Lourdes

Quilmes, 12 de Octubre del 2007

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s